Ensalada de garbanzo y aguacate

Ensalada de garbanzo y aguacate

Esta receta es una de mis favoritas, siempre me saca de apuros cuando no tengo mucho tiempo para cocinar. ¡Está lista en 10 minutos! Sus dos ingredientes principales son el garbanzo y aguacate, por lo que es una ensalada rica en proteína, fibra y por supuesto fibra, vitaminas y minerales. Sus otros ingredientes son muy fáciles de encontrar y muy baratos. Esta ensalada es muy fresquita, perfecta para el verano. También es muy práctica para llevar a cualquier lugar.

 

Ensalda de garbanzo con aguacate
Serves 6
Una deliciosa ensalada, perfecta para este verano. El aguacate le de un toque cremoso delicioso.
Write a review
Print
Prep Time
10 min
Total Time
10 min
Prep Time
10 min
Total Time
10 min
0 calories
0 g
0 g
0 g
0 g
0 g
0 g
0 g
0 g
0 g
0 g
Nutrition Facts
Serving Size
0g
Servings
6
Amount Per Serving
Calories 0
Calories from Fat 0
% Daily Value *
Total Fat 0g
0%
Saturated Fat 0g
0%
Trans Fat 0g
Polyunsaturated Fat 0g
Monounsaturated Fat 0g
Cholesterol 0mg
0%
Sodium 0mg
0%
Total Carbohydrates 0g
0%
Dietary Fiber 0g
0%
Sugars 0g
Protein 0g
Vitamin A
0%
Vitamin C
0%
Calcium
0%
Iron
0%
* Percent Daily Values are based on a 2,000 calorie diet. Your Daily Values may be higher or lower depending on your calorie needs.
Ingredients
  1. 1 aguacate, sin semilla
  2. 1 cucharada de cebolla picada
  3. El jugo de un limón
  4. 1 cucharadita de ajo en polvo
  5. 1 lata de garbanzos sin sal, escurridos y enjuagados
  6. 1/2 taza de espinacas, cortadas en tiritas
  7. Sal y pimienta al gusto
Instructions
  1. 1. Machaca el aguacate hasta que quede cremoso.
  2. 2. Añade la cebolla picada, el jugo de limón y el ajo en polvo. Revuelve bien.
  3. 3. Añade los garbanzos y la espinaca. Revuelve bien.
  4. 4. Añade sal y pimienta al gusto. Revuelve bien.
  5. 5. Sirve de inmediato o refrigera para usar más tarde.
Notes
  1. Puedes darle tu propio toque añadiendo o modificando ingredientes.
beta
calories
0
fat
0g
protein
0g
carbs
0g
more
Veggisima https://veggisima.com/

 

Encuentra más ensaladas deliciosas visitando mi tablero de “Ensaladas” en Pinterest. ¡Llevo más de 50 recetas coleccionadas!

¡Provecho!

Veggisima

10 deliciosos pretextos para comer alimentos verdes

10 deliciosos pretextos para comer alimentos verdes

La recomendación general para aumentar nuestro consumo de fitonutrientes o fitoquímicos, es la de incluir alimentos con colores fuertes y variados. Entre más colores tengas en tu plato, más probabilidad tendrás de consumir estas sustancias tan beneficiosas para nuestra salud. Desafortunadamente la mayoría de nosotros no consumimos este rango de colores, ya sea porque no tenemos acceso a una variedad grande de frutas y verduras o porque nos limitamos a comer los mismos alimentos con los que estamos familiarizados o que nos gustan.

Esta vez quiero enfocarme al color verde, un color que muchos le tienen miedo porque lo asocian con alimentos aburridos y de muy mal sabor.

Los vegetales de color verde, como vegetales de hoja verde oscuro, son especialmente importantes para los vegetarianos y veganos, ya que son una excelente fuente de minerales como el calcio, potasio, hierro y vitaminas como C, E y K.

En realidad es muy fácil aumentar el consumo de alimentos verdes. El reino vegetal tiene una variedad infinita.

Estas son algunas frutas y vegetales que entran en el grupo verde:

Vegetales

Kale

Espinacas

Arúgula

Brócoli

Colecitas de Bruselas

Apio

Espárragos

Tomates verdes

Pepinos

Chiles verdes

 

 

Ejotes

Edamames

Chicharos

Lentejas verdes

Hiervas

Cilantro

Perejil

Albahaca

Nopales

Frutas

Kiwi

Aguacate

Limones

Manzanas verdes

Peras verdes

Uvas verdes

Tunas verdes

Es muy fácil añadir estos alimentos a tu alimentación diaria. Afortunadamente los puedes usar en cualquier receta, ya sea en sopas, guisos, smoothies, ensaladas y hasta en postres.

Aquí te dejo varios pretextos deliciosos.

¿Cuál es tu fruta o vegetal verde favorito?

 

Veggisima

Sopa de quinoa

Sopa de quinoa

Me encanta cuando las sopas son sustanciosas y nos aportan todos los nutrientes que necesitamos en un sólo platillo. Esta sopa de quinoa es un ejemplo, es rica en proteínas, fibra, vitaminas y minerales, antioxidantes, etc.
 La quinoa es uno de los seudogranos más importantes de los Andes, era uno de los alimentos básicos de los Incas. Hoy en día su popularidad ha crecido mundialmente gracias a que es una excelente fuente de nutrientes como la proteína, fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales.
 
 
Acompaña tu sopa con un ensalada y tendrás una comida completa. Aquí está la receta. Acuérdate que puedes ajustar los ingredientes según tus gustos.
 

 

Sopa de quinoa
Write a review
Print
3 calories
1 g
0 g
0 g
0 g
0 g
11 g
3 g
0 g
0 g
0 g
Nutrition Facts
Serving Size
11g
Amount Per Serving
Calories 3
Calories from Fat 0
% Daily Value *
Total Fat 0g
0%
Saturated Fat 0g
0%
Trans Fat 0g
Polyunsaturated Fat 0g
Monounsaturated Fat 0g
Cholesterol 0mg
0%
Sodium 3mg
0%
Total Carbohydrates 1g
0%
Dietary Fiber 0g
1%
Sugars 0g
Protein 0g
Vitamin A
7%
Vitamin C
7%
Calcium
0%
Iron
1%
* Percent Daily Values are based on a 2,000 calorie diet. Your Daily Values may be higher or lower depending on your calorie needs.
Ingredients
  1. 1 cucharadita de aceite + 1 cucharada de agua
  2. 1 taza de cebolla picada
  3. 4 dientes de ajo, picados
  4. 1 Chile Serrano (opcional), picado
  5. 1 cucharadita de comino en polvo
  6. 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
  7. 1/2 cucharadita de sal
  8. 2 tomates cortados en trozos pequeños
  9. 1 papa mediana, cortada en cubitos
  10. 8 tazas de caldo vegetal
  11. 1 taza de granos de maíz
  12. 1 taza de pimiento rojo, picado
  13. 3/4 taza de quinoa cruda
  14. 1/4 taza de perejil picado, picado
  15. 2 cucharadas de cilantro, picado
  16. 2 cucharadas de jugo de limón
Instructions
  1. 1. En una olla saltea la cebolla y el ajo con el aceite y la cucharada de agua . Añade el chile Serrano, comino, pimienta y sal. Cuece hasta que suelte olor.
  2. 2. Añade los tomates, papas y el caldo vegetal. Cuece a fuego lento hasta que las papas estén suaves. Como media hora a 40 minutos.
  3. 3. Añade el maíz, el pimiento y la quinoa. Cuece, revolviendo constantemente, hasta que la quinoa esté totalmente cocida, como 8 minutos.
  4. 4 Añade el perejil y el cilantro.
  5. 5. Prueba y añade sal o pimienta si hace falta. Añade el jugo de limón un poco antes de servir.
beta
calories
3
fat
0g
protein
0g
carbs
1g
more
Veggisima https://veggisima.com/

Si no te llama la sopa, no te preocupes, la quinoa es muy versátil, la puedes usar en muchos otros platos como aguacates rellenos de quinoa, ensalada fría de quinoa y tacos de quinoa y hummus. También te invito a que visites mi tablero de “Quinoa, quinoa, quinoa” en Pinterest, encontrarás más de 30 recetas deliciosas.

¿Y a ti cómo te gusta la quinoa?

Saludos

Veggisima

Cómo hacer una lista del super perfecta

Cómo hacer una lista del super perfecta

Aunque no lo creas, una lista de compras puede ser tu aliada a la hora de ir al supermercado. Es una herramienta imprescindible para mantener y seguir una alimentación saludable. Otros beneficios de llevar una lista de compras al supermercado incluyen:

  • Ahorrarás dinero. Te hace enfocar en lo que necesitas y evita que te distraigas con productos que no necesitas. Desafortunadamente es muy fácil caer en las trampas de la mercadotecnia, siempre nos hacen sentir la necesidad de comer o comprar ese producto.
  • Disminuirás el desperdicio de alimentos. Sin una lista es más probable que acabemos comprando de más. Esto significa desperdicio de dinero y de alimentos. Cuantas veces compramos alimentos con la buenísima intención de hacer un plato delicioso, pero en lugar, acaban pudriéndose al fondo de nuestra nevera por falta de tiempo. 
  • Podrás cocinar sin tener que ir a la tienda mil veces. Como me molesta empezar una receta y descubrir a la mitad que no tengo todos los ingredientes. Cuando pasa esto, muchas veces dejamos de usar el resto de los ingredientes de esa receta y al final lo más probable es que se nos echen a perder.
  •  Ahorrarás tiempo. Con lista en mano puedes enfocarte e ir directamente a los alimentos que tienes en la lista. Es muy fácil distraerse con tantos productos. 

Es muy importante tomar en cuenta que una lista es parte de una planeación. Vas a querer hacer 3 listas en una.

  • Una lista que sea de ingredientes de un menú que tengas en mente cocinar durante la semana y que generalmente son alimentos perecederos como frutas y verduras frescas. Estos alimentos son los que tienes que comprar cada semana.
  • Otra lista de ingredientes básicos como hierbas, condimentos, etc. Estos duran mucho, así es que solo cómpralos cuando sea necesario. Es mejor comprar cantidades pequeñas, ya que con el tiempo pierden su sabor y propiedades.
  • Una lista de ingredientes que no sean perecederos como frijoles secos, granos enteros como arroz integral. También latas y congelados. Estos no se tienen que comprar tan seguido, pero es muy importante que te abastezcas cada vez que lo necesites.

Dentro de esas 3 lista incluye los 4 grupos de alimentos (vegetales, frutas, granos y proteína) para que puedas construir un plato saludable.

Vegetales y frutas. Compra los de temporada y de preferencia orgánicos. Si no te es posible comprar vegetales orgánicos, busca agricultores locales o que estén cerca de donde vives, pregúntales como cosechan y cultivan sus vegetales y frutas, muy seguido pasa que muchos no pueden pagar la certificación orgánica, sin embargo siguen cultivando frutas y verduras sin pesticidas peligrosos.  Elige todos los colores que puedas. Verdes, rojos, azules, marrones, blancos, rojos. Cada color tiene diferentes fitoquímicos importantes.

Granos y cereales. Trata de comprar granos integrales, como arroz integral, quinoa, teff, pan de trigo integral, pasta integral, avena, etc. Así tendrás por lo menos uno o dos diferentes cada día de la semana.

Proteína. Las principales fuentes de proteína en el reino vegetal se encuentran en las legumbres como frijoles, habas, garbanzos, lentejas. Las imitaciones de carne son muy convenientes, sin embargo no dejan de ser un producto procesado. Trata de limitarlas lo más que puedas. Ten a la mano una que otra lata para esas ocasiones que no tienes tiempo de remojar, cocer y prepara frijoles desde el principio. También en este grupo puedes incluir nueces y semillas.

Ya que estés en el supermercado, la regla de oro es mantenerte en el perímetro del supermercado y evitar el centro del supermercado. Si te das cuenta, en el perímetro se encuentran alimentos frescos que necesitan refrigeración. En cambio, en el centro están mayormente los alimentos altamente procesados. De esta forma llenarás mayormente tu carrito con alimentos frescos y mínimamente procesados.

Si no estás acostumbrado a llevar lista al supermercado, puede que al principio se te haga tedioso y aburrido, pero con el tiempo y práctica acabaras siendo todo un pro en esto de las compras.

¿Qué recomendaciones les darías a los demás según tu experiencia?

Me encantaría oír sus opiniones.

Que tengan bonito día.

 

Veggisima

Pimientos asados

Pimientos asados

Tener a la mano pimientos asados siempre viene bien, los puedes usar para complementar muchos platos deliciosos como salsas para pasta, sopas, guisos, estofados, o simplemente añadirlos así a ensaladas, una muy buena forma de añadir color a tu comida. Generalmente los compro ya asados y en bote, pero esta vez decidí hacerlos yo misma. Es muy fácil de hacer.
Sólo tienes que hacer lo siguiente.
1. Lavar los pimientos, puedes usar cualquier color.
2. Los puedes asar en tres diferentes formas. En el horno, en un asador o parrilla y en una estufa de gas (no eléctrica).
-Si usas el horno, pon los pimientos enteros en una charola para hornear y hornéalos a 232 grados centígrados (450 F) por 20-30 minutos o hasta que sientas que están bien asados. Voltéalos de vez en cuando.
-Si usas un asador o parrilla sólo pon los pimientos encima de la parrilla caliente, voltéalos constantemente para que se vayan asando por todos lados.
-Si usas una estufa de gas, pon los pimientos enteros directamente en la flama, voltéalos constantemente para que se vayan asando por todos lados.

 

3. Pon los pimientos asados en un recipiente de cristal con tapa (no me gusta usar los de plástico por que los pimientos salen muy calientes) y déjalos sudar por 10-15 minutos.
4. Quítales la piel quemada y las semillas con la mano.

5. Puedes usarlos enseguida en ensaladas, sopas, guisos, etc.
Si los quieres usar en otra ocasión puedes ponerlos en un bote de cristal cubriéndolos con partes iguales de vinagre de manzana y aceite de oliva, puedes hasta ponerles uno o dos ajos para más sabor.
También los puedes licuar con un poco de vinagre, aceite, sal y pimienta para hacer una pasta la cual puedes usar en sandwiches, aderezos, sopas, etc.

¡A disfrutar estos pimientos!

Veggisima

Pin It on Pinterest