La recomendación general para aumentar nuestro consumo de fitonutrientes o fitoquímicos, es la de incluir alimentos con colores fuertes y variados. Entre más colores tengas en tu plato, más probabilidad tendrás de consumir estas sustancias tan beneficiosas para nuestra salud. Desafortunadamente la mayoría de nosotros no consumimos este rango de colores, ya sea porque no tenemos acceso a una variedad grande de frutas y verduras o porque nos limitamos a comer los mismos alimentos con los que estamos familiarizados o que nos gustan.

Esta vez quiero enfocarme al color verde, un color que muchos le tienen miedo porque lo asocian con alimentos aburridos y de muy mal sabor.

Los vegetales de color verde, como vegetales de hoja verde oscuro, son especialmente importantes para los vegetarianos y veganos, ya que son una excelente fuente de minerales como el calcio, potasio, hierro y vitaminas como C, E y K.

En realidad es muy fácil aumentar el consumo de alimentos verdes. El reino vegetal tiene una variedad infinita.

Estas son algunas frutas y vegetales que entran en el grupo verde:

Vegetales

Kale

Espinacas

Arúgula

Brócoli

Colecitas de Bruselas

Apio

Espárragos

Tomates verdes

Pepinos

Chiles verdes

 

 

Ejotes

Edamames

Chicharos

Lentejas verdes

Hiervas

Cilantro

Perejil

Albahaca

Nopales

Frutas

Kiwi

Aguacate

Limones

Manzanas verdes

Peras verdes

Uvas verdes

Tunas verdes

Es muy fácil añadir estos alimentos a tu alimentación diaria. Afortunadamente los puedes usar en cualquier receta, ya sea en sopas, guisos, smoothies, ensaladas y hasta en postres.

Aquí te dejo varios pretextos deliciosos.

¿Cuál es tu fruta o vegetal verde favorito?

 

Veggisima

Pin It on Pinterest