Las almendras son un alimento completo y muy saludable, ya que son una muy buena fuente de proteínas, fibra, ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales (calcio en especial).

Los beneficios de hacer en casa estas recetas son muchas:

  • Es más saludable, ya que no llevan conservantes ni otros ingredientes poco saludables
  • Sale mucho más barato
  • Puedes cambiar o ajustar ingredientes según tu gusto
  • Son más ricas que las que compras en la tienda

Estas son las tres formas en que uso las almendras. 

 

1. Leche de almendra. Lo que más me gusta de hacer mi propia leche de almendra en casa, es que puedo jugar con los ingredientes y ajustar, cambiar o añadir ingredientes.  Estas son algunas ideas para usar la leche de almendra:

  • En tu café o té
  • En tu cereal por la mañana
  • Para sustituir la leche de vaca
  • En recetas de postres, sopas y otros guisos

2. Crema o mantequilla de almendra. La crema de almendra no es tan común en ciertos países, por lo que es difícil conseguirla. La buena noticia es que tú la puedes hacer muy fácilmente en casa. Muchas veces las cremas o mantequillas de frutos secos, en esta ocasión la de almendra, contienen ingredientes para alargar su vida, por lo que se les añade conservantes y muchas veces, grasas trans, las cuales son malísimas para la salud. También para hacerlo más llamativo para los niños, se le agrega azúcar refinado. Si prefieres comprarla, fíjate en los ingredientes y evita comprar los que tengan grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas. El uso de la mantequilla de almendras es infinita. Estas son algunas ideas para usar la crema de almendra: 

  • Haz leche de almendra a partir de crema de almendra
  • Cómela con tu fruta favorita como manzanas, peras, plátanos, etc. para un snack o refrigerio nutritivo
  • Añade una cucharada a tu smoothies para hacerlo más nutritivo
  • En recetas como: barritas energéticas, postres como tartas y galletas, en tu cereal por la mañana y hasta en platillos saladas  (platillos asiáticos)

3. Harina de almendra. Esta es la que me gusta más, ya que la puedes hacer con la pulpa que te queda cuando haces leche de almendra. De esta forma no desperdicias la mejor parte de la almendra,  la cual contiene la mayoría de los nutrientes de la almendra y que desgraciadamente se pierden al hacer la leche. También la puedes hacer a partir de almendras blanqueadas y cortadas en pedacitos. Esta harina es libre de gluten, perfecta para aquellos que son intolerantes al gluten.  Estas son algunas ideas para usarla:

  • En postres como galletas, tartas
  • Panes
  • Masa para pizza
  • Guisos salados
  • Para empanizar verduras

¿Y a ti cómo te gusta comerte las almendras?

 

Veggisima

Pin It on Pinterest