La leche de almendra hecha en casa, a partir de almendras enteras, es facilísima de hacer y generalmente mucho más rica que la que compras en la tienda, y ni se diga mucho más barata. Además, al hacerla en casa, sabes muy bien qué ingredientes lleva y hasta puedes ajustarlos a tu gusto. Muchas de las leches comerciales llevan ingredientes como azúcar y conservantes, los cuales no siempre son buenos para la salud.

 Algunas sugerencias:

  • Guarda la leche en tu refrigerador hasta por una semana. Acuérdate de agitar tu recipiente antes de servírtela ya que se sedimenta.
  • Si no tomas tanta leche y no quieres que se te eche a perder, congélala en las charolas para hacer cubitos de hielo. Ve utilizando estos cubitos día a día en diferentes recetas como smoothies, en tu cereal por la mañana, en tu café, postres, etc.
  • No dependas de la leche de almendras para cubrir tus requerimientos diarios de calcio, vitamina D y B12. Generalmente las leches vegetales comerciales se fortifican con estos nutrientes a la hora de su procesamiento industrial.  
  • Invierte en una bolsa de quesos, es mucho más practico.
  • La mayoría de los nutrientes de las almendras como la proteína, fibra, vitaminas y minerales se quedarán en la pulpa.
  • No tires la pulpa que te sobra, conviértela en harina de almendra y úsala en diferentes recetas.
  • Si quieres una versión más rápida y fácil, mira esta receta rápida de leche de almendras hecha a partir de crema de almendras.
  • También, si quieres más ideas para hacer diferentes leches vegetales, visita mi tablero de “Leches vegetales” en Pinterest, llevo más de 60 recetas coleccionadas.
Ingredientes

1 taza de almendras remojadas una noche antes

3- 4 tazas de agua. Esto va a depender de la consistencia que desas obtener

2 -3 dátiles remojados en agua con 30 minutos de anterioridad

Una pizca de sal

Vainilla al gusto

Instrucciones 
  1. Luca las almendras con los dátiles, sal agregando el agua poco a poco hazta obtener una consistencia cremosa. Añade más agua si quieres una consistencia más diluida. 
  2. Cuela esta mezcla en una bolsa para quesos o una tela.
  3. Exprime el líquido lo más que puedas. 
  4. Guarda la leche en el refrigerador. Te durará unos cuantos días. 
  5. No tires la pulpa. Mejor usala para hacer harina de almendra

 

¡Provecho!

 

Veggisima

Pin It on Pinterest