Las bebidas o leches vegetales son cada vez más populares y más fáciles de encontrar en los supermercados. Estas son varias recomendaciones que te pueden ayudar a seleccionar la mejor para ti. 

-Todas las leches vegetales te sabrán muy diferentes a la leche de origen animal. Dale la oportunidad a tu paladar a que se acostumbre.

-Prueba diferentes tipos y marcas de leches, el sabor varía entre una y otra. Las más conocidas son: la de soya, arroz, almendra y coco. También las hay de nueces de la India, semillas de ajonjolí, cáñamo, de linaza, avena entre otras.


– Algunas son más cremosas que otras, la de arroz, por ejemplo, es muy liquida mientras que las de nueces son más cremosas.


-Así como la leche de vaca es fortificada, también las leches vegetales son fortificadas con calcio, Vit B 12 y Vit D2 ( checa las etiquetas). Si estás buscando la mejor opción con más nutrientes, elige estas las leches vegetales. Generalmente se encuentran en los refrigeradores de los supermercados. Estas leches contienen más o menos la misma cantidad de calcio que la leche de vaca. Una taza de leche de soya fortificada (depende de tu páis) contiene 30% del requerimiento diario de calcio y 45% del requerimiento diario de vitamina D, lo cual es similar a lo que nos aporta la leche de vaca. La leche de vaca es fortificada con vitamina D, igual las leches vegetales. Las leches vegetales aportan 50% del requerimiento diario de vitamina B12. 

-Asegúrate de agitar el envase antes de servírtela, ya que se sedimenta. 


– La mayoría vienen en sabor vainilla, chocolate,sin endulzar, semidescremada, etc.

– Si estás buscando consumir más proteína, la leche de soya y de guisante son las que tienen más proteína. Cada taza contiene entre 7-8 gramos de proteína, lo cual es similar a la cantidad que aporta la leche de vaca. La leche de cáñamo contiene más o menos 5 gramos de proteína por taza. En cambio, las leches de almendra, arroz, coco, etc. contienen solamente 1 gramo de proteína por taza. 


-Si no consigues alguna que te guste, puedes intentar hacerlas en casa, sabrán mucho mejor, además de que puedes decidir que tan aguada o cremosa la quieres y ajustar ingredientes como vainilla, canela, etc. según tus gustos.

Prueba la leche de almendra hecha en casa, te encantará. Si no sabes que hacer con la pulpa de las almendras después de hacer tu leche, lee mi post “La almendra y tres diferentes formas de usarla”. O si no,  prueba mi receta rápida de leche de almendra usando crema o mantequilla de almendra.

También, si quieres, visita mi tablero de “Leches vegetales” en Pinterest, llevo más de 70 recetas coleccionadas.

Espero que esta informacón te sea de utilidad.

 

Veggisima

Translate »

Pin It on Pinterest