Tarta de arándano rojo

Tarta de arándano rojo

Los arándanos rojos, o cranberries como se les conoce en inglés, son una excelente fuente de vitamina C y antioxidantes gracias a su color rojo intenso. Tienen un sabor amargo/ácido muy marcado. Generalmente se recomienda beber su jugo para prevenir o mejorar infecciones urinarias. Anteriormente se creía que este beneficio era gracias a su acidez, pero recientemente se encontró que es gracias al antioxidante llamado proanthocyanidins o PAC, el cual forma una barrera protectora en las paredes del sistema urinario, previniendo así la colonización de bacterias causantes de la infección. De esta misma forma puede proteger las paredes del estómago contra la gastritis y úlceras gástricas provocadas por la bacteria Helicobacter Pylory. Su cosecha es muy interesante ya que los arándanos crecen en una cama de agua (como el arroz), al  estar en agua, aumenta su contenido de antioxidantes gracias a que cuando están flotando se exponen a los rayos del sol por más tiempo. Como siempre, es preferible comer la fruta entera en lugar de suplementos para obtener todos sus beneficios como su fibra, antioxidantes, sus compuestos antiinflamatorios y anticancerígenos. Si los compras frescos, los puedes congelar. También los puedes comprar deshidratados, pero estos últimos se les añade azúcar. Ambas formas son ricas y se pueden usar en muchísimas recetas, tanto en saladas como en dulces.
 

Ya que sabes los beneficios de esta fruta deliciosa, les dejo esta receta de crumble de arándano queda deli-ció-so del blog Daily Garnish. Además de ser vegano, es rapidísimo de hacer. Si no tienes arándanos rojos frescos, puedes usar otra fruta que tengas a la mano como manzanas, peras, etc. También puedes usar arándanos secos y cocinarlos como se indica en la receta, pero sin la miel de maple, ya que los secos tienen azúcar.

 

[yumprint-recipe id=’9′]Provecho

Veggisima

 

 
 

 

Rollitos de mango

Rollitos de mango

Los rollitos de fruta son uno de mis snacks favoritos, no solo porque son divertidos de hacer, sino porque son muy prácticos para llevar a cualquier lugar, ya sea que estés planeando un día de campo, excursión o picnic, o simplemente llevarlos al trabajo o a la escuela y así tener un snack nutritivo listo para cuando te de hambre. El mango es la fruta perfecta para este tipo de preparación, ya que desafortunadamente es un poco complicado comerlos fuera de casa, siempre acabas con las manos pegajosas. En realidad el único ingrediente que necesitas es la fruta fresca, pero hay muchos otros ingredientes que puedes añadir, como nueces, semillas, o combinar con otra fruta (manzana, plátanos, etc.). Con el mango no es necesario añadir ningún tipo de azúcar, lo dulce de la fruta se acentúa al deshidratarse. También vas a necesitar una licuadora o procesador de alimentos, una charola para hornear, papel encerado y un horno. 

 

 

[yumprint-recipe id=’10’] 

En este enlace puedes ver como lo prepara esta chica. http://bit.ly/1aSRw1X.

Si deseas ver más recetas de snack saludables, visita mi tablero de “Snacks” en Pinterest, llevo más de 100 recetas coleccionadas.

Espero que esta receta la pruebes, te sorprenderá lo rico que queda.

Ahora te toca a ti contarnos cuál es tu snack favorito.

Veggisima

Yogur de coco

Yogur de coco

 

Esta forma de hacerlo es muy rápida y menos complicada (no necesitas máquina). Esta versión es apta para los que son evitan los lácteos, lo único que no tiene son los famosos probióticos por los que se caracterizan los yogures, sin embargo, puedes añadir polvo de probióticos si así lo deseas. Para esta receta, usé la carne de un coco joven o verde, ya que es más suave y fácil de quitar del coco, además no es tan fibrosa y tiene más agua. Si no consigues cocos verdes, puedes usar leche de coco de la que viene en lata, aunque queda un poco más líquido, ya que no tendrá tanta fibra. Antes de comprar la leche de coco en lata, fíjate en los ingredientes, trata de comprar las marcas que no tengan azúcar, sal ni aditivos añadidos.

 

El yogur queda cremoso, pero un poco más líquido que los yogures comerciales, ya que no lleva ninguno de los espesantes/gelificantes que generalmente a estos se les agregan como carrageninas, inulina (fibra vegetal), gluten, guar e inclusive gelatina.

Puedes hacer varias porciones a la vez y así tener yogur para toda la semana, aunque en casa no nos duró. Sabe tan rico, además le puedes agregar otros ingredientes saludables que tengas a mano como fruta fresca, nueces, semillas, fruta seca. También puedes hacer smoothie u otras salsas deliciosas. ¡Anímate a probarla!

 

YOGUR DE COCO

INGREDIENTES

2 tazas de pulpa de coco verde o fresco

3/4 taza de agua de coco o leche de coco

Pizca de sal

1 cucharada de miel de maple o unas gotas de estevia

2 cucharaditas de jugo de limón

 

INSTRUCCIONES

Mezcla todos los ingredientes en una licuadora o procesador de alimentos por 2 – 3 minutos o hasta obtener una consistencia cremosa. Puedes bajar el tiempo si te gusta que le queden pedacitos de coco.

Acompáñalo con nueces, semillas, fruta seca o fresca, etc.

Refrigera lo que no consumas.

 

 

¡Provecho!

Veggisima

Refrigerios saludables, cómo lograrlo y 40 ejemplos

Refrigerios saludables, cómo lograrlo y 40 ejemplos

Siempre estamos pensando que desayunar, almorzar o cenar, pero casi nunca pensamos o planeamos lo que vamos a comer entre comidas, no le damos la importancia debida a los refrigerios, tal vez porque pensamos que es solo una comidita, pero esta comidita nos puede costar muy caro en cuanto a calorías se trata. Todos los días se nos presentan múltiples oportunidades para comer aun cuando no tenemos hambre. Si cuando no tenemos hambre comemos, ahora imagínate cuando sí tenemos hambre, comemos lo primero que se nos pone enfrente y acabamos comiendo mucho más de lo que debemos. A cuantos no nos ha pasado que estamos en la oficina y uno de tus compañeros se le ocurre traer unas donas, o en la junta que fuiste tenían papitas fritas y pastelillos, o te estás muriendo de hambre y por arte de magia la maquinita con comida chatarra aparece enfrente de ti con muchas tentaciones. También en casa puede pasar, tú sabes muy bien lo que compraste la última vez que fuiste a la tienda, y lo peor de todo es que sabes en donde encontrar estas tentaciones caprichosas en tu alacena. Por eso es muy importante que planeemos nuestros refrigerios, así evitaremos comer cosas que no debemos. 

Los refrigerios saludables tienen muchos beneficios, estos son algunos:

  • Mantienen tu nivel de energía entre las comidas fuertes (desayuno-comida o comida-cena)
  • Mantienen tu nivel de azúcar estable entre comidas, esto evita que llegues a la próxima comida muerto de hambre, que es por lo general, cuando comemos lo primero que se nos ponga enfrente.
  • Es un momento muy bueno para incluir alimentos saludables
  • Eleva tu metabolismo

Todos somos diferentes, si tú sabes que te da hambre entre comidas, deberías preparar tus propios refrigerios saludables. Estos son algunos puntos que debes considerar:

 

  • Siempre trata de incluir una fuente de proteína. Por ejemplo, mantequilla de cacahuate o de otro tipo de nuez, yogur de soya, semillas, crema de leguminosas como el hummus.
  • Elige alimentos de otros grupos de alimentos. Es decir, frutas, vegetales, granos y cereales.
  • Vigila tus porciones, tienen que ser pequeñas, no más de lo que te pueda caber en la palma de tu mano, es decir, un puñado de nueces, granola, etc.
  • Siempre ten tus refrigerios listos para llevar y a la mano. Así no hay pretexto.
  1. Pistachos (25 piezas)
  2. Smoothie
  3. Apio con crema de cacahuate
  4. Rodajas de manzana con crema de almendras
  5. Fruta seca o deshidratada
  6. Nueces (10-15 piezas)
  7. Chips de calabaza con salsa
  8. Cerezas frescas
  9. Edamames cocidos al vapor
  10. Mezcla de nueces (1/4 de taza)
  11. Dátiles (2 piezas)
  12. Almendras (23 piezas)
  13. Paletas heladas de fruta fresca hechas en casa
  14. Vegetales crudos con dip de cualquier frijol (hummus por ejemplo)
  15. Zanahorias, apio, pepino y tomates
  16. Piña fresca
  17. Mandarinas
  18. Pimiento morrón rebanado con hummus
  19. Tomatitos cherry, frescos
  20. Jícama en rodajas, con limón
  1.  Garbanzos rostizados
  2. Chips de kale
  3. Chips de manzana
  4.  Trail mix casero
  5. Cashews, anacardos o nuez de la india
  6. Helado de plátano
  7. Yogur de coco con granola
  8. Arándanos frescos
  9. Tortilla de harina de trigo con un dip de frijoles
  10.  Smoothie bowl
  11. Granola casera
  12. Barritas energéticas caseras
  13. Duraznos
  14. Mango fresco
  15. Fresas y arándanos frescos
  16. Smoothie de sandía con limón
  17. Ensalada de fruta con menta
  18. Ensalada pequeña
  19. Vegetales con guacamole
  20. Puré de manzana casero

Me encantaría oír cual es tu snack o refrigerio favorito. Espero que esta lista te pueda ayudar a hacer decisiones más saludables.

Veggisima

Pin It on Pinterest