No se si han escuchado hablar del Tempeh. Este alimento cada vez esta ganando más y más fama en la dieta vegetariana/vegana por sus propiedades. El Tempeh se origino en Asia hace más o menos 1500 años. Es un derivado de la soya por lo que es alto en proteína, fibra , isoflavonoides, vitaminas del grupo B, minerales como el calcio y hierro, enzimas digestivas por lo que lo hace un alimento de fácil digestion. Además como es  de origen vegetal no contiene colesterol. El grano de soya es sometido a un proceso de fermentación  añadiendo el hongo Rhizopus oligosporus, el resultado es un pastel  blanquizco con sabor comparado al de la nuez y/o a hongos. El Tempeh artesanal o casero puede durar hasta 10 días después de su elaboración en el refrigerador. También lo puedes congelar sin ningn problema por varios meses y su consistencia y sabor no cambiarán. Como en todo producto fermentado no te alarmes si ves un poco de moho blanco o gris en la superficie, es normal e inofensivo. Si notas otros colores de moho es mejor no comerlo.  Si en tu país lo puedes conseguir comercialmente de un supermercado, tiendas naturistas, de dietetica o de alimentación natural fíjate que esté siempre envasado al vacío, lo encontraras en la sección de refrigeración y/o en donde esta el tofu. Recuerda que una vez abierto  tendrás más o menos 10 días para consumirlo. Sigue la fecha de caducidad inscrito en el paquete si es que no está abierto.  La única contraindicación del uso del Tempeh es para los que tienen alguna intoleracia y/o alergia a la soya y menores de 12 meses. USO Gracias a que el Tempeh tiene una consistencia gomosa puede sustituir a la carne y ser añadido a  diferentes platillos. Nunca he comido Tempeh artesanal o casero. Yo consigo el que esté en paquete, así es que me gusta cocinarlo al vapor por unos minutos para ablandarlo, antes de usarlo en otras recetas. Lo puedes freír, sofreír o asar a la parrilla. Lo puedes añadir a sopas, salsa de espagueti, etc. Lo puedes hervir al vapor, rallarlo como si fuera queso y mezclarlo con cebollitas y apio picados, mayonesa vegana y untarlo en tus sandwiches. Aquí les pongo dos recetas que son mis favoritas. La primera es especialmente buena para aquellos que nunca han comido Tempeh o para los que no se han acostumbrado al sabor especial (sobor a levadura) de este alimento.  También puedes buscar muchas más en el internet. Espero les guste.

¡¡¡¡¡Provecho!!!!!    

SANDWICHES DE TEMPEH

225gr de tempeh rebanado a lo ancho mas o menos de 10 mm

GLACIADO/MARINADO

1/4 taza ketchup

2 cdas azucar morena

1 cda de salsa de soya

4 ajos picados

1 cda cebolla picada

2cditas comino molido

PARA EL SANDWICH pan integral de caja, pan para hamburguesas o pan pita hojas de lechuga jitomate y cebolla rebanados en rodajas

Preparación:

1. Mezcla todos lo ingredientes para el glaciado/marinado.

2. Baña el tempeh con el galicado/marinado y déjalo reposar en el refrigerador por varias horas.

3. Después de dejarlo marinar, puedes asarlo a las brasas o en una sartén previamente  engrasado con aceite vegetal. Ásalo durante 4-6 minutos por cada lado hasta que se dore.

4. Haz tu sandwich con el resto de los ingredientes.  

SOPA DE GUISANTES VERDES Y  PAPAS CON TEMPEH (para 8-10 personas, ajusta las cantidades que tu quieras y si no también puedes congelar lo que te quede. También puedes usar lentejas en lugar de los guisantes)

INGREDIENTES

350g de Tempeh cortado en cuadritos 3-4 cdas de aceite vegetal o de oliva

1 3/4 cdita de sal I cebolla mediana finamente picada 2 zanahorias, peladas y picadas finamente

3 ajos picados

4 papas medianas cortadas en cuadrados

1/4 cdita de pimienta molida

2 tazas de lentejas verdes o guisantes verdes ( o como le llaman aqui split Green pea)

9 tazas de agua o caldo de  verduras 1-2 cdas de jugo de limón

INSTRUCCIONES

1. En una olla grande, fríe el Tempeh en 2 cdas de aceite a fuego medio-alto moviendo frecuentemente hasta que se dore.  Sazona con 1/4 de cdita de sal.  Transfiere el tempeh a un plato.

2. En la misma olla, sofríe la cebolla con el resto del aceite durante 5 minutos más o menos. Añade las zanahorias, ajos y papas por 2 minutos más hasta que el ajo se ablande. Sazona con el resto de la sal y pimienta.

3. Añade los guisantes y el caldo de verduras dejando que llegue a hervir, después  baja a fuego medio lento por 45 minutos o hasta que los guisantes estén cocidos.

4. Añade el limón y el tempe frito a la sopa. Deja hervir la sopa a fuego lento por otros 15 minutos.

Pin It on Pinterest