Cómo tenía ganas de compartir esta buenísima idea con ustedes, es super práctica. Todo empezó cuando me estaba preparando para irme de viaje. Generalmente me gusta vaciar mi nevera/refrigerador cuando viajo por periodos largos y así no encontrarme con cosas raras al regreso. Resulta que tenía un bote enorme de ajos enteros pelados y crudos que había comprado con anterioridad que no quería desperdiciar y que era imposible usar antes de irme. Busqué en el internet y me encontré esta forma de conservarlos mas tiempo. El proceso es fácil y rápido, además de ser muy conveniente para luego cuando necesites ajo en tus recetas. Lo único que necesitas es una licuadora o procesador de alimentos, bandejas de cubitos de hielo, tu congelador y por supuesto ajo pelado entero y aceite vegetal ( el de tu preferencia).

Pon el ajo entero en una licuadora o un procesador de alimentos y procesalos hasta el tamaño deseado, yo los deje ni muy grandes ni muy pequeños.
Luego en una bandeja de cubitos de hielo puse una cucharada de ajo en cada cubito con tres cucharadas de aceite o hasta que se cubran bien todos los pedacitos de ajo. También puedes incorporar el aceite a la licuadora o procesador de alimentos cuando estés picando el ajo. 

Mete las bandejas al congelador por varias horas o hasta que la mezcla de ajo con aceite esté completamente congelada.
Transfiere todos los cubitos a un recipiente y mételos al congelador inmediatamente ya que la bacteria del botulismo se puede reproducir fácilmente gracias a la combinación perfecta entre la acidez baja del ajo  y al aceite que proporciona un medio ambiente sin oxígeno.
Cada vez que necesites ajo en tus recetas solo saca lo que vayas a necesitar poco antes de preparar tu receta o simplemente úsalos congelados si es que los quieres en guisados calientes como para sofreír.  Otras formas de congelar el ajo es metiendo el ajo entero sin picarlo ni con aceite en bolsas para congelador o picarlo y guardarlo en plástico sacando todo el aire posible en el congelador.

Este proceso hace que el ajo se ablande al descongelar, sin embargo el sabor no es afectado. En lo personal siempre me gusta poner mucho ajo a mis recetas por lo que no siempre sigo las medidas que dicen, pero si a ti te importan las medidas exactas,  aquí te pongo una tabla pequeñita con equivalencias entre diferentes formas de ajo.
1 ajo mediano = 1 cucharadita de ajo picado = 1/2 cucharadita de ajo finamente picado = 1/8 cucharadita de ajo en polvo = 1/4 cucharadita de agua de ajo = 1/2 cucharadita de sal de ajo.
Esta es solo una idea mas para ahorrarte tiempo a la hora de cocinar.

 

 

Espero te sirva como a mi.

Veggisima

Pin It on Pinterest