Hacer puré de calabaza en casa es muy fácil y rápido. 

Las calabazas son una de mis verduras favoritas.

  1. Me encanta su color naranja vibrante y su sabor suave y cremoso.
  2. Son súper nutritivas. Nos aportan gran cantidad de vitaminas, especialmente la vitamina A, minerales y mucha fibra.
  3. Son súper versátiles en la cocina. Las puedes usar para hacer sopas, platos principales y hasta postres.

 En esta ocasión les quiero compartir la receta de puré de calabaza. Siempre me viene bien, especialmente para cuando quiero sustituir el huevo en recetas de pasteles, pancakes, etc. o también para cuando quiero hacer una sopa cremosa. Es súper fácil de hacer en casa. Yo generalmente hago bastante y luego lo congelo para tener puré de calabaza para todo el año.

 

¡¡¡¡Solo necesitas calabazas para esta receta!!!! También vas a necesitar un horno, una licuadora, un paño de queso o tela limpia (para escurrid)  y un colador.

 

Procedimiento:

  1. Corta las calabazas por la mitad.
  2. Sácales las semillas con una cuchara o con la mano. No las tires, mejor hornéalas para hacer pepitas y comer como botana.
  3. Mete al horno más o menos entre 25-35 minutos a 200 C. Revisa las calabazas, el tiempo dependerá de tu horno, el tamaño de las calabazas y de la cantidad de calabaza que metiste al horno.
  4. Cuando ya estén bien cocidas sácalas del horno y deja enfriar para que no te quemes.
  5. Con una cuchara saca la pulpa y poner en el vaso de la licuadora o procesador de alimentos.
  6. Licua hasta que no queden pedazos grandes y la consistencia sea cremosa.
  7. Pon la pulpa en un paño limpio (como el que se usa para hacer quesos) y deja escurrir en un colador. Deja reposar de preferencia toda la noche o varias horas.

 

Guarda en el refrigerador o congela para usar en otra ocasión.

 

Saludos,

Veggisima

 

Pin It on Pinterest