¿Ya conoces el cáñamo? o ¿Haz oído hablar de las semillas de cáñamo? Estas semillas pequeñitas tienen un alto valor nutritivo. También existe leche de semilla de cáñamo, pero no se encuentra muy fácilmente. Las semillas de cñamo son altas en proteína, antioxidantes, vitaminas, minerales, fibra y tienen un balance perfecto entre los aceites omega 3 y 6 por lo que se merecen ser incorporadas en nuestra alimentación diaria. Las semillas las puedes encontrar en tiendas naturistas o en la sección de productos orgánicos. Las semillas las puedes añadir a licuados, sopas, ensaladas, aderezos. El aceite por su gran cantidad de ácidos grasos esenciales no se recomienda cocinar con el, ya que es sensible a temperaturas altas haciendo que pierda todas sus propiedades. Puedes usar el aceite para aderezos, ensaladas, sopas frías y calientes (añadiendo después de que este cocinada la sopa). Tanto las semillas como el aceite se deben mantener en el refrigerador para que no se rancien. Aquí les dejo un articulo de David Huerta que me pareció muy interesante y que no nada más habla de sus propiedades nutritivas, sino de sus otros usos como en textiles, productos de aseo personal, material de construcción, etc.

Pin It on Pinterest