En octubre del año pasado viajé a Tennessee para asistir a FNCE, la convención más grande para nutricionistas de los Estados Unidos, un evento al que asisto anualmente y que me ha dado la oportunidad de conocer y relacionarme con muchos nutricionistas talentosos. Este año hubo varias charlas y actividades interesantes relacionadas con la nutrición vegetariana. El sábado, después de la ceremonia de apertura, el grupo de nutrición vegetariana al que pertenezco, tuvo una recepción, sirvieron comida completamente vegana y  tuve la oportunidad de ver de nuevo a compañeros y de conocer nuevas caras. Luego, el domingo el grupo The Vegetarian Resource Group, que también está fundada por nutricionistas, tuvo una reunión en un restaurante indio en donde sirvió también comida 100% vegetariana.

 

Lo único que no me ha gustado de estas convenciones previas, es que he batallado muchísimo para conseguir un desayuno decente. La frustración de no poder encontrar un desayuno que cumpliera con mis estándares durante las convenciones anteriores, me llevó a la búsqueda de una solución que me permitiera desayunar  decentemente, que fuera fácil y rápido de preparar, fácil de comer y que pudiera llevar en mi maleta.

Después de buscar soluciones en el internet, encontré esta buenísima idea de hacer tus propias bolsitas de avena en casa. Esta opción cumple con todos mis estándares y es mucho más saludable y barata que las comerciales. Perfecta para cuando tienes que ir a conferencias o a eventos en donde no sabes si hay opciones veganas o si no tienes tiempo para salir a comprar comida, o para cuando tienes que viajar en avión y quedarte en un cuarto de hotel sin un mini refrigerador, ya que no lleva líquido y no necesita refrigeración. Solo necesitas agregar agua fría o caliente en el momento, esperar un rato y listo, tienes un desayuno saludable al alcance.

Esta mezcla de ingredientes secos es la que siempre hago en casa, así es que estaré desayunando como si estuviera en casa. Sin embargo, tú puedes hacer tus propias combinaciones y jugar con tus ingredientes favoritos.

Llevé mi propio vaso o termo, cuchara y guardé las bolsas para otros usos y así no producir basura.

¿Tú qué haces cuando viajas?

Saldos

Veggisima

[yumprint-recipe id=’6′] 

Pin It on Pinterest